Neuronavegación cerebral

La neuronavegación  es una herramienta de trabajo de extraordinario valor para las cirugías cerebrales. A través de un sistema de triangulación satelital, esta técnica le permite al neurocirujano una guía continua durante la cirugía con la cual se pueden planificar craneotomías, trayectorias dentro del cerebro y de esta manera realizar resecciones tumorales más seguras reduciendo tiempos operatorios y de hospitalización.

La aplicación de algoritmos matemáticos a las  imágenes cada vez más precisas, generadas por los equipos de Resonancia Magnética Nuclear (RMN) y Tomografía Axial  Computarizada (TAC) permite la reconstrucción tridimensional de las mismas y su empleo como guía durante la cirugía.

Un Neuronavegador consta de varios sistemas integrados:

1. Un procesador con su correspondiente software para el manejo de las imágenes

2. Un equipo de localización espacial por infrarrojos, ultrasonidos o campos magnéticos, que es capaz de reconocer la ubicación de cada uno de nuestros instrumentos en el espacio (similar un sistema GPS )

Monitor de imágenes y lector infrarojo

Mostrando movilidad del lector infrarojo e imágenes en monitor

Mostrando movilidad del lector infrarojo e imágenes en monitor

 

Monitor y lector infrarojo del Vectorvision Compact=

Monitor y lector infrarojo del Vectorvision Compact de BrainLab

Cuando a través del localizador, el procesador “aprende” en qué lugar del espacio se encuentra cada parte visible de nuestro paciente (por ejemplo, los rasgos faciales o el contorno oseo de la naríz, etc) ya es capaz de situar también las partes no visibles (por ejemplo un tumor cerebral), con precisiones que rondan el medio milímetro de error.

La neuronavegación se utiliza fundamentalmente en el tratamiento de lesiones cerebrales, ya sean tumorales o vasculares, en lesiones de base craneal y senos paranasales y en la columna vertebral, de manera tal que esta versátil y sofisticada tecnología le ofrece grandes ventajas a neurocirujanos, otorrinolaringólogos y cirujanos de columna.

Cómo es el proceso?

Se realizan estudios por imágenes, TAC y/o RMN cerebral del paciente bajo un protocolo especial de imágenes para este procedimiento, el cual permite introducir información de la ubicación espacial y tridimensional de la lesión cerebral en una base de datos computarizada. Una vez obtenida la información es transferida al computador del neuronavegador el cual con la ayuda de un avanzado programa computarizado permite conformar y “pintar” el volumen de la lesión a tratar, planificar trayectorias y abordajes, etc y obtener el mejor beneficio para el tratamiento quirúrgico definitivo.

Transfiriendo data de imágenes al neuronavegador

Transfiriendo data de imágenes al neuronavegador

 

Que ocurre una vez obtenida esta información?

Una vez obtenida esta información, y con el paciente en quirófano, se hace un reconocimiento inalámbrico del contorno de ciertas estructuras anatómicas del paciente (nariz, ojos, tabique nasal, etc) el cual se sincroniza con el neuronavegador para poder establecer un sistema de triangulación satelital, el cual es el principio básico de la neuronavegación, a través de un sistema de referencia fijo al paciente y un lector infrarrojo que detecta continuamente nuestros movimientos y reconstruye las imágenes del paciente en forma tridimensional (axial, coronal y sagital). Una vez completado este proceso, la cirugía procede normalmente y el neuronavegador se convierte en una herramienta e instrumento de trabajo para guiarnos durante la cirugía y travesía dentro del cerebro. En esencia, es el equivalente a sistemas de navegación que usan los barcos, aviones o carros (GPS) pero en el cerebro.

El paciente se posiciona en el quirófano como para cualquier procedimiento craneal rutinario y se hace la transferencia de data (imágenes del paciente) y los registros correspondientes.

Posición quirúrgica del paciente y del neuronavegador

Posición quirúrgica del paciente y del neuronavegador

Lector laser inalambrico para registro de contorno facial del paciente

 

 

Monitor detectando registro facial del paciente con lector laser

Monitor detectando registro facial del paciente con lector laser

Las indicaciones para la neuronavegación realmente dependen de la ubicación de la lesión dentro del cráneo y cerebro, pero en general es útil  para:

-La correcta y adecuada localización de tumores cerebrales en tiempo real y en forma continua dentro del cerebro, en particular en ubicaciones dificiles.

Visualización tridimensional de tumor temporal derecho y estructuras vecinas (ventrículos cerebrales y tallo cerebral)

 

-Ayuda en la óptima y más completa resección de todos los tumores cerebrales u otras lesiones ocupantes de espacio. Es particularmente útil para aquellas lesiones que radiológicamente tienen señal muy parecida a la del cerebro y por ello son dificiles de distinguir. En las lesiones pequeñas permite su correcta ubicación y en las grandes ayuda a delimitar la resección.

-Permite planificar las mejores trayectorias para abordar diferentes lesiones intracerebrales.

Planificando trayectoria segun ubicacion tridimensional de tumor

Planificando trayectoria segun ubicacion tridimensional de tumor

-Permite en forma contínua y en tiempo real correlacionar y visualizar estructuras vitales cercanas a nuestra lesión (ej. nervios óticos, tallo cerebral, etc) y la capacidad de encontrar lesiones de tamaño milimétrico, que antes precisaban un procedimiento estereotáxico de varias horas de duración

Ubicación y confirmación en tiempo real quirúrgico de nuestro target (tumor temporal derecho, pintado virtualmente en color fucsia)

 

Todo lo anterior nos permite planificar la intervención completa antes incluso de abrir la piel. Podemos saber qué estructuras encontraremos en el camino, dónde están las zonas que no debemos destruir y cuáles son los límites de la lesión que debemos extirpar.

-Nos ayuda a planificar incisiones mas pequeñas en piel.

-Permite la realización de craneotomías localizadas y centradas en forma muy precisa encima de la lesión a tratar, y por ello más pequeñas.

-Permite y ayuda en la colocación de catéteres intraventriculares (para hidrocefalia, reservorio de Ommaya, etc)

-Permite realizar biopsias cerebrales sin marco de stereotaxia (“frameless”)

-Es de gran ayuda para los otorrinolaringologos en cirugía de senos panasales.

-Tiene gran utilidad en la cirugía de columna que involucra instrumentación tal como la colocación de tornillos transpediculares .

Todas las ventajas previas ofrecen adicionalmente los beneficios de:

-Menor tiempo quirúrgico

– Menor riesgo para las zonas de importancia funcional

– Mayor radicalidad en las resecciones

– Mínimo uso de rayos X en cirugías que antes lo precisaban (cirugía transesfenoidal de la hipófisis, cirugía de columna)

Y como consecuencia de las anteriores:

•           Menor número de complicaciones postquirúrgicas (infecciones, fístulas, etc.)

•           Menor riesgo de secuelas

•           Corta estancia hospitalaria

•           Menor defecto cosmético

La neuronavegación es una herramienta (no sustituye a la microcirugía convencional cerebral, la complementa) que le permite al especialista realizar un procedimiento preciso y seguro con el fín de minimizar riesgos y complicaciones quirúrgicas, por lo cual se reduce estancia hospitalaria, horas en quirófano y por ende costos hospitalarios.

La neuronavegación es una tecnología que ha sido usado en el resto del mundo desde principios de la década de los noventa y por ello cientos de miles de pacientes con desórdenes tumorales benignos o malignos se han beneficiado con esta tecnología.

Actualmente disponemos en el Hospital de Clinicas Caracas de esta invaluable herramienta de trabajo (Vector Vision compact de BrainLab) lo que nos convierte en paradigmas en el tratamiento quirúrgico de los tumores cerebrales en Venezuela.

Cuándo se emplea?

La Neuronavegación es esencialmente una gran ayuda en casi cualquier procedimiento quirúrgico intracraneal, pero lo es especialmente en aquellos que implican la profundidad del tejido cerebral y no su superficie o cavidades naturales. Es casi imprescindible en aquellas cirugías en donde se han producido grandes cambios en la anatomía normal cerebral ya que los conocimientos teóricos del neurocirujano pudieran verse limitados.

Ubicando trayectoria en plena neuronavegación quirúrgica

Ubicando trayectoria en plena neuronavegación quirúrgica

Verificando ubicación con el neuronavegador

Verificando ubicación con el neuronavegador

Verificando coordenadas con neuronavegador antes de introducir microscopio neuroquirúrgico

Verificando coordenadas con neuronavegador antes de introducir microscopio neuroquirúrgico

Diseñado y Optimizado por BalijuClick.net